El Observador Neutral

Definición básica: el observador neutral (ON) es el recolector imparcial de la realidad.

 

  • El ON es uno con el objeto de percepción mientras se está absteniendo por completo de los juicios, las interferencias y cualquier intención de cambiar el objeto.
  • Desvinculado de los juicios = la ausencia total de cualquier sistema de evaluación, el ON simplemente registra la existencia de los fenómenos conociendo perfectamente su naturaleza y todas sus cualidades inherentes sin agregar ninguna apreciación o depreciación sobre los fenómenos, ausente total de conclusiones morales, el ON está más allá de lo bueno y lo malo.
  • Desapegado de la interferencia = la ausencia total de intencionalidad con voluntad o dualista con respecto al objeto de percepción, la ausencia total de deseo de cambiar el objeto de observación.
  • El ON es un espacio abierto de sensibilidad.
  • El ON percibe LO QUE ES: simplemente es consciente de la existencia y naturaleza de lo que se observa.
  • La conciencia de ON es inclusiva: puede darse la percepción de los objetos, la realidad física, espacio, tiempo, realidades psicológicas, pensamientos, emociones, realidades artísticas, realidades filosóficas, realidades intelectuales, realidades psíquicas, realidades técnicas, realidades del alma, realidades científicas, realidades espirituales, realidades biológicas, realidades cósmicas, realidades nucleares, realidades astronómicas ... de hecho, puede ser cada aspecto perceptible de todo lo que existe.
  • El ON es ilimitado: más allá del tiempo, sin embargo abarca todo el tiempo, más allá del espacio, pero abarca todo el espacio.
  • El ON es una conciencia trascendente pura.

Hay muchas maneras de desarrollar el vínculo ON. La práctica de la Presencia Integral, con la plena consciencia como base, es una de ellas. El siguiente escenario es sólo un simple ejemplo de comprender y afinar el vínculo del ON en la vida diaria.

Imaginémonos caminando por una calle comercial, un mercado local o un jardín infantil en el parque. A medida que nos abrimos paso entre la multitud, es difícil darnos cuenta de los detalles específicos de las personas, rostros y situaciones. Todo sucede tan rápido que sólo podemos percibir algunos detalles sobre las personas que caminan y los niños que juegan.

Caminamos un momento y luego decidimos encontrar un banco tranquilo para sentarnos y descansar un poco. Nos sentamos y cerramos los ojos, estiramos la columna vertebral mientras se relaja el resto del cuerpo, comenzamos a respirar de forma natural y conscientemente por la nariz y dejamos que la mente se calme lentamente y dejamos que el silencio surja espontáneamente de las partes más profundas de la consciencia... Gracias a la calma de los estados fluctuantes de la mente - "Yogas chittavrttinirodah" -, YS descrito en 1.2, comienza a producirse un cambio gradual.

Al abrir los ojos, empezamos a ver a las personas desde una nueva perspectiva, una nueva consciencia. De repente, es probable que recibamos más información que cuando caminábamos entre la multitud. Dos amigas que van de compras y hablan sobre la moda que les gusta. Una madre empuja el carrito con su hijo casi dormido, con un ojo cerrado y el otro a media asta. Un grupo de adolescentes provistos de un SoundBlaster que ensayan complejos movimientos de baile. Una pareja que toma el té con expresión de aburrimiento, de vez en cuando miran mensajes en sus smartphone.

Todos estos acontecimientos van y vienen, entran y permanecen momentáneamente en la consciencia y se van. Las informaciones que llegan al conocimiento cambian de un momento a otro, pero la fuente de la consciencia no cambia, independientemente del objeto que observemos. De la misma manera, los objetos observados nunca dejan de cambiar: los comerciantes se mueven, hablan, hacen gestos, dicen cosas diferentes y desaparecen. Sin embargo, la toma de consciencia de esta información sigue siendo la misma antes, durante y después de la observación.

El ON registra la música del SoundBlaster, los movimientos de baile de los adolescentes, la expresión de sus caras, la expresión de sus ojos y la dinámica de sus interacciones. Además de eso, el observador neutral también puede notar nuestros pensamientos, emociones y reacciones internas producidas por nuestra propia mente mientras presencia todos estos sucesos externos que se producen. Sin embargo, estas respuestas internas no son el observador neutral. Son respuestas (fluctuaciones) de la mente, y se pueden observar, lo que significa que el observador está más allá de las fluctuaciones de las respuestas mentales internas.

Sí, frente a todas estas fluctuaciones, la consciencia permanece sin cambios. Es el testimonio neutral de toda la vida que pasa. Este es el corazón del yoga, donde la consciencia permanece sin cambios. Permanecemos conscientes de que hay un agente constante, siempre fluido, que ES simplemente, que observa y testifica, mientras que los eventos externos cambian constantemente y sus propios patrones de pensamiento internos van y vienen. Este agente consciente es el Observador Neutral. En sánscrito, se llama drastuh, a menudo traducido como "vidente" o "testigo".

La palabra "vidente" no nos vincula a una descripción teológica o metafísica, ni a una definición de quién somos. Podemos experimentar lo que es el vidente por nosotros mismos. En la inmersión de IP, el yoga, la atención o la práctica de meditación, esta verdad y este proceso se realizan una y otra vez. Con el tiempo, esta realización se profundizará y se volverá progresivamente más estable. Irá nivel a nivel hasta el centro de la consciencia que impregna todos los niveles mientras los trasciende al mismo tiempo.

30 de noviembre de 2016 - JanJanssen

En su libro "La comunicación no violenta - un lenguaje de la vida", Marshal Rosenberg explica que el primer elemento de la Comunicación No Verbal (CNV) es una separación entre la observación y la evaluación. Es un principio simple, pero no fácil de aplicar. Una de las razones reside en el hecho de que muchos sistemas educativos dan prioridad a un sistema de valor fijo y, en segundo lugar, al estudio de los hechos de una realidad en constante evolución. Esto define el estilo (violento) de asimilación de la realidad. Cada percepción se coloca automáticamente en la perspectiva de la comparación del sistema de valores impuestos. Una vez que hemos sociabilizado esta educación, se vuelve automática, habitual y en coherencia con otras personas con la misma educación, hasta el punto de que pasa desapercibida.

Por lo tanto, todo el mecanismo puede infiltrarse en el inconsciente colectivo durante milenios. De esta manera, a menudo somos violentos sin siquiera saberlo. Por ignorancia de este mecanismo, podemos creernos absolutamente inocentes mientras actuamos inconscientemente en coherencia con un mecanismo violento.

Es obvio para mí que sin haber desarrollado el observador neutral en el interior, tenemos poca o ninguna posibilidad de romper esta ignorancia y de tomar consciencia del mecanismo que automáticamente manipula nuestra percepción de la realidad en el sistema recibido. Cuando tenemos una baja capacidad de observación neutral, inconscientemente concebimos la realidad mediante el juicio en lugar de la percepción. Se necesita entrenamiento y un esfuerzo relevante para pasar del juicio a una percepción imparcial y, por lo tanto, más veraz de la realidad.

 

Del libro "Comunicación no violenta" (CNV):

El primer componente de la CNV implica una separación entre la observación y la evaluación. Debemos observar claramente lo que vemos, escuchamos o tocamos que genera una sensación de bienestar, sin mezclar ninguna evaluación.

Las observaciones son una parte importante de CNV, cuando queremos expresar clara y honestamente cómo somos a otra persona. Cuando combinamos la observación con la evaluación, reducimos la probabilidad de que otros escuchen el mensaje que queremos transmitir. En cambio, es probable que escuchen críticas y se resistan a todo lo que decimos.

La CNV no nos obliga a permanecer completamente objetivos y a abstenernos de evaluar. Sólo requiere que mantengamos una separación entre nuestras observaciones y nuestras evaluaciones. CNV es un lenguaje de proceso que desalienta las generalizaciones estáticas; más bien las evaluaciones deben basarse en observaciones específicas de tiempo y contexto. El semántico Wendell Johnson subrayó que nos creamos muchos problemas usando un lenguaje estático para expresar o capturar una realidad en constante cambio: "Nuestro lenguaje es un instrumento imperfecto creado por hombres viejos e ignorantes. Es un lenguaje animista que nos invita a hablar sobre estabilidad y constantes, similitudes y normalidad, transformaciones mágicas, curaciones rápidas, problemas simples y soluciones finales. Sin embargo, el mundo que intentamos simbolizar con este lenguaje es un mundo de procesos, cambios, diferencias, dimensiones, funciones, relaciones, crecimiento, interacciones, desarrollo, aprendizaje, adaptación y complejidad. Y la brecha entre nuestro mundo en constante cambio y nuestro lenguaje relativamente estático es parte de nuestro problema”

La forma más elevada de inteligencia humana.

El filósofo índio J.Krishnamurti ha puesto de manifiesta que la observación sin evaluación es la forma más elevada de inteligencia humana. Cuando leí esta declaración por primera vez, el pensamiento “¡Que absurdo! “ me atravesó la mente incluso antes de que me diera cuenta de que acababa de hacer una evaluación. Para la mayoría de nosotros es difícil hacer observaciones en particular sobre las personas y su comportamiento que estén exentas de juicio, de crítica o de otras formas de análisis.

Al cultivar al observador neutral, comenzamos a ver más claramente los juicios automáticos y las reacciones habituales en las que a menudo nos deslizamos. Desde el momento en que los podemos ver, comenzamos a tener una elección. Por lo tanto, desde esta consciencia, ganamos más libertad en nuestros pensamientos y acciones. Mientras los juicios y las reacciones permanezcan inconscientes, serán automáticos. En ese momento, seguimos bajo el control de compulsiones aparentemente incontrolables. Pero estas restricciones no son incontrolables en el sentido último. Pueden volverse manejables si se desarrolla una consciencia clara sobre ellos.

Tan pronto como somos conscientes, podemos elegir. Mientras no seamos conscientes, no podemos escoger. Es obvio que la consciencia trae libertad y el inconsciente trae esclavitud (a nuestra propia psique subconsciente). La falta de consciencia del mecanismo de nuestras compulsiones inconscientes también crea la sensación de ser víctima de nuestra propia psique, o ser víctima de sus emociones y estados de ánimo, a menudo proyectados al mundo exterior. La buena noticia es que no debemos estancarnos en este sentimiento de ser víctimas de nuestros propios estados de ánimo y emociones o del mundo exterior. El desarrollo del observador neutral es un camino realista para pasar de la victimización a la realización como creadores de nuestra propia experiencia de vida. Esto no pretende ser un discurso motivador. Esta declaración subraya una solución factible.

La práctica de la Presencia Integral y la atención plena promueve la emancipación de nuestro observador neutral interno, que siempre está presente, pero a menudo enmascarado por reflejos automáticos y patrones habituales. Gracias a la práctica repetitiva, podemos cruzar los velos de los juicios mecanicistas, capa por capa, y alcanzar gradualmente la consciencia clara, brillante, fresca y transparente del observador neutral, presente en todo momento. La inmersión en la Presencia Integral es una forma rápida de despertar hacia el observador neutral.

 

10 de noviembre de 2016, Jan Janssen

 

¿Qué dice Patanjali sobre el observador neutral en Yoga Sutras (YS)?

Los aforismos 2, 3 y 4 del capítulo uno de los YS describen:

  • el propósito del yoga (I.2.) como el cultivo de la mente para volverse absolutamente tranquilo,
  • el resultado del yoga (I.3.) conduce a nuestra realización del Ser: nuestra mente reconoce su propia naturaleza como un observador neutral (ON), y
  • la ausencia de yoga (I.4.) genera confusión, conceptos erróneos y comprensión distorsionada de la realidad con todos sus sufrimientos consiguientes.

I.2. yoga - cittavrittinirodhah

El yoga se logra cuando nos damos cuenta y vivimos como nuestra naturaleza esencial -la tranquilidad- que está inmóvil, independientemente de si la mente, como movimiento del pensamiento, se mueve o no se mueve.

I.3. tada - drashtuh - svarupe – avasthanam

Entonces, cuando se alcanza el Yoga, nuestra naturaleza esencial descansa deliberadamente como tal. No hay más confusión o identificación con los movimientos que surgen en la mente. La naturaleza esencial se realiza como siempre presente, estén los pensamientos en movimiento o inmóviles.

I.4. vrittisarupyam–itaratra

En otros momentos, cuando no se logra el yoga, la mente está activamente ocupada con sus propios movimientos. Debido a esto, hay confusión, percepción errónea e identificación por parte de la mente con los propios movimientos, dando lugar a una comprensión distorsionada de la realidad. Un movimiento del pensamiento se identifica erróneamente como un vidente y el verdadero vidente (ON), la naturaleza esencial, permanece oculto detrás de un velo de percepción errónea e identidad falsa.

 

¿Cómo reconocer al Observador Neutral?

 

Con la charla de la mente subyugada, podemos usar la contención en el pensamiento, la acción y el propósito. Es entonces cuando el Observador Neutral comienza a desmarcarse de nuestras muchas identidades falsas.

 

II.20. “drashtadrishimatrahsuddhah api pratyayaanupashyah”

 

Traducción: Lo que percibe no está sujeto a ninguna variación. Este algo "lo que percibe" es el Observador Neutral y "no está sujeto a ninguna variación" Esto califica al O-N como inmutable, siempre presente e invariable.

 

Desde mi experiencia personal, observo cualidades adicionales como espacio, calma, paz, lucidez y claridad cuando mi mente reside en tranquilidad y me convierto en uno con el ON.

 

¿Quién es Patanjali?

Los velos de la antigüedad cubren la verdadera identidad de Patanjali, dejando un espacio abierto para los mitos que abundan acerca de quién era realmente. Patanjali es considerado como una encarnación del dios de la serpiente Ananta (en sánscrito 'Infinito'). Su origen se ilustra en la estatuaria como poseedor de un cuerpo mitad humano y mitad serpiente. Las estatuas a menudo lo representan sentado, absorto en meditación, con las manos juntas en Anjali Mudra (posición de oración). Él da su bendición a todos los que se le acercan en busca de la iluminación a través de las enseñanzas y la práctica del Yoga.

¿Qué son los Yoga Sutras?

Si bien la identidad real de Patanjali se perdió en la antigüedad, los Yoga Sutras que compuso son escritos extraordinarios que definen la naturaleza de la psicología humana y la investigación espiritual personal. Promueve la realización de la libertad y la encarnación de nuestro potencial más elevado como seres humanos. Es una fuente de inspiración que va al corazón de los temas centrales sobre los cuales todas las tradiciones espirituales, orientales y occidentales, han construido sus diversas elucidaciones.

Los Yoga Sutras están compuestos de 4 capítulos, reuniendo 196 aforismos. Anuncian la descripción, los medios, el camino y la realización de la naturaleza de la consciencia de nuestro Ser Esencial. Basados en la filosofía dualista de Samkhya, los 196 sutras nos muestran un enfoque convincente para realizar la naturaleza esencial de nuestra consciencia. La quintaesencia de este método es diferenciar lo que cambia (prakriti - realidad material) de lo que no cambia (purusha - Esencia). Desarrollamos así un discernimiento consciente entre las partes impermanentes, siempre cambiantes y mortales de nuestro ser, y la presencia indestructible, siempre pura e inmortal de nuestro Ser fundamental.

 

En el capítulo 7 de su libro “Yoga Integral” (p.179- versión inglesa), Sri Aurobindo describe al Observador Neutral desde su propia experiencia y lo ubica en la perspectiva del yoga integral. Él llama al Observador Neutral “Consciencia-Testigo” y llama al ser esencial “el ser psíquico”.

La Consciencia-Testigo

No es posible distinguir el ser psíquico al principio. Lo que se debe hacer es tomar consciencia de un ser interior, que está separado de la personalidad y naturaleza externas, una consciencia o Purusha* tranquila y distante de las acciones externas de Prakriti.*

Hay una etapa en la sadhana* en la que el ser interior comienza a despertar. A menudo, el primer resultado es la condición compuesta por los siguientes elementos:

  1. Una especie de actitud de testificación en la cual la consciencia interna mira todo lo que sucede como espectador u observador, observando las          cosas sin tomar un interés o placer activo.
  2. Un estado de ecuanimidad neutral en el que no hay alegría ni pena, solo tranquilidad.
  3. La sensación de ser algo separado de todo lo que sucede, de observarlo pero no de ser parte de él.
  4. Una ausencia de apego a cosas, personas o eventos.

La condición en la que todos los movimientos se vuelven superficiales y vacíos sin conexión con el alma es una etapa del abandono de la consciencia superficial camino de la consciencia interior. Cuando entramos en la consciencia interna, la sentimos como una existencia tranquila y pura, sin ningún movimiento, sino eternamente tranquila, imperturbable y separada de la naturaleza externa. Se desprende de los movimientos, se aleja de ellos y es un movimiento muy importante de la sadhana. El primer resultado es una quietud total, pero luego la quietud comienza (sin cesar la quietud) a llenarse de movimientos psíquicos y otros movimientos internos, que crean una verdadera vida interna y espiritual detrás de la vida exterior y de la naturaleza. Entonces es más fácil de gobernar y cambiar esto último.

La consciencia de la que hablamos se describiría en el Gita como el testigo Purusha. El Purusha o consciencia básica es el ser verdadero o al menos, en cualquier plano que él se manifieste, representa el verdadero ser. Pero en la naturaleza ordinaria del hombre, está cubierto por el ego y el juego ignorante de la Prakriti y permanece velado detrás como el Testigo invisible que sostiene el juego de la ignorancia. Cuando emerge, lo sientes como una consciencia detrás, tranquila, central, no identificada con el juego, que depende de ella. Puede estar cubierto, pero está siempre allí. La aparición de Purusha es el comienzo de la liberación. Pero también puede convertirse lentamente en el Maestro, lentamente, porque todo el hábito del ego y el juego de las fuerzas inferiores están en contra. Sin embargo, puede determinar qué juego superior debe reemplazar el movimiento inferior y luego desencadenar el proceso de este reemplazo, mientras más alto llegue, más bajo luchará para mantenerse y repeler el movimiento superior. Se puede decir con razón que la ofrenda a lo Divino acorta todo y es más eficaz, pero, por lo general, no se puede hacer completamente de inmediato debido a los hábitos del pasado y los dos métodos continúan juntos hasta que la rendición completa es posible.

La actitud del testigo no se concibe como un medio cómodo para negar la propia responsabilidad y, por lo tanto, rehusar a repararla. Está destinado al autoconocimiento y, en nuestro yoga, como una estación práctica (distante y no involucrada, por lo tanto, no sujeta a Prakriti) desde la cual uno puede actuar sobre los movimientos incorrectos rechazando el asentimiento y sustituyéndolo por la acción de la verdadera consciencia desde el interior o lo superior.

 

*Sadhana literalmente significa "una forma de lograr algo", y generalmente se considera una práctica espiritual que trasciende el ego.

* Purusha es un concepto complejo cuyo significado ha evolucionado de la época védica y upanishad. De acuerdo con la fuente y la cronología histórica, significa el hombre cósmico o el Ser, la Consciencia y el Principio Universal. Sri Aurobindo lo usa más en el sentido de la Consciencia Universal.

* Prakriti significa "naturaleza". Es un concepto clave de la antigua filosofía india formulado por su escuela Samkhya, y se refiere a la materia prima con tres cualidades innatas diferentes cuyo equilibrio es la base de toda la realidad empírica observada. Prakriti, en esta escuela, contrasta con Purusha, que es consciencia pura y consciencia metafísica.

¿Qué es la CONSCIENCIA TRANSCENDENTE?

El objetivo de la atención plena es avanzar hacia la iluminación completa. El despertar completo es la actualización de "la naturaleza de Buda", que es la naturaleza profunda de nuestra mente. Reconocerse a sí mismo como Buda significa reconocer que nuestra propia mente es consciencia pura y dejar que nuestra vida surja de esta consciencia pura. Para traducir este concepto a nuestro lenguaje de la Presencia Integral®, la consciencia pura ("naturaleza de Buda" en nosotros) corresponde al aspecto del Observador Neutral, que es el aspecto de consciencia pura de nuestro Ser. También se podría llamar "la naturaleza de Buda" en nosotros, la consciencia o la mirada de nuestro Ser Superior, lo que hace posible establecer un vínculo entre los conceptos budistas, los conceptos de Presencia Integral® y los conceptos del camino de la transformación.

Llevar nuestra mente ordinaria al completo despertar es un gran proyecto. Consiste en:

  • transformar todas nuestras emociones negativas en amor universal (en todos estos aspectos)
  • curar todas nuestras heridas
  • aclarar nuestros sentidos
  • eliminar todas nuestras ilusiones y creencias erróneas y reemplazarlas por ...
  • ... la percepción directa de la verdad
  • vivir la vida en armonía con este despertar.

La consciencia trascendente es, de hecho, la sabiduría de nuestro Ser Superior que trabaja en nosotros para hacernos evolucionar en el camino hacia la iluminación.

 

LAS CINCO FAMILIAS DE BUDAS  

Entre los muchos métodos que hacen posible comprender y trabajar con las energías (que son la trama de nuestra existencia), uno de los más profundos es el de las "cinco familias de Budas", un antiguo sistema budista para comprender la mente despierta y sus diferentes aspectos. La estructura de las cinco familias de Budas es un elemento determinante del budismo tántrico, que en realidad es un método de transmutación de la energía del espíritu. Transforma una mente ordinaria en una mente despierta. Al permanecer en conexión con mis maestros budistas, infundo este método en nuestra formación y en el trabajo de la Presencia Integral.

Las familias de los Budas se presentan tradicionalmente como el mandala de los cinco Tathagatas o Budas (ver la ilustración anterior). El mandala (círculo en sánscrito) ayuda al meditador a comprender cómo colaboran los diferentes aspectos de la existencia en un todo integrado. Cada uno de los Budas del mandala personifica uno de los cinco aspectos diferentes de la iluminación. Sin embargo, estos no sólo se manifiestan como energías despiertas, sino también como estados neuróticos de la mente. Las familias de los Budas ofrecen así un espectro completo tanto del mundo sagrado de la mente despierta como del mundo neurótico de la existencia egocéntrica. Vemos así que son una y la misma cosa: es el camino de la iluminación el que marca la diferencia.

Tradicionalmente, Vairocana, señor de la familia de Buda, está en el centro del mandala. Es blanco y representa la "sabiduría-del –espacio- que –todo- lo abarca", así como su opuesto, la ignorancia fundamental que es la fuente de la existencia cíclica (samsara / ciclos de sufrimiento). El carácter cerrado de la ignorancia se transmuta en un vasto espacio que contiene todas las cosas.

Al este del mandala, está Akshobya, señor de la familia vajra. Es azul y representa la "sabiduría-parecida-al-espejo" y su opuesto, la agresión. El carácter invasor y directo de la agresión se transmuta en un espejo, reflejando claramente todos los fenómenos. Vajra está asociado con el elemento agua, el invierno, al carácter cortante y a las texturas.

Al sur del mandala se encuentra Ratnasambhava, el buda de la familia Ratna. Es amarillo y representa la sabiduría de la unidad y su opuesto, el orgullo. El carácter excesivo del orgullo se transmuta en la capacidad de integrar todos los fenómenos como elementos en este rico espectro. Ratna se asocia con el elemento tierra, otoño, fertilidad y profundidad.

Al oeste del mandala está Amitabha, Buda de la familia Padma. Es rojo y representa la sabiduría de la consciencia del discernimiento y su opuesto: pasión o incautación-apego. El deseo intenso de la pasión se transmuta en atención a las cualidades sutiles de cada detalle. Padma se asocia con el fuego, la primavera, la fachada y el color.

Al norte del mandala está Amogasiddhi, Buda de la familia karma. Es verde y representa la "sabiduría-del-todo realizada" y su opuesto, los celos o la paranoia. La calidad penetrante como una flecha de los celos se transmuta en acción efectiva. El karma está asociado con el elemento viento, el verano, el crecimiento y el logro.

De acuerdo con las diferentes tradiciones y prácticas espirituales, la posición del buda en el mandala es intercambiable. En el mandala a continuación, por ejemplo, es Buddha Akshobya quien está en el medio.

Las sabidurías de los 5 Budas se corresponden con muchos aspectos de la consciencia pura de nuestro Ser Superior. En la Presencia Integral, esta consciencia pura se concibe como el Observador Neutral (ON).

Vairocana, "sabiduría-del-espacio-que-todo-lo-abarca”, corresponde a la consciencia existencial. Descartes dijo: "Cogito ergo sum" (pienso, luego existo), pero la consciencia existencial del ON es una percepción más directa de nuestra realidad existencial. El ON  diría más bien "Ego sum, ego sum quae conscientiam " (Yo soy y soy consciente de que soy). La actitud de atención plena que nos lleva a esta consciencia existencial es la apertura mental y la curiosidad de la mente del principiante. Para atreverse a explorar las profundidades de esta toma de consciencia existencial, a menudo hay que superar los miedos existenciales que se remontan justo antes de que nuestra consciencia haga el salto cuántico de la realización de la vacuidad. Un antídoto para disolver estos miedos consiste en meditar regularmente y practicar la Presencia Integral. Otro antídoto es estudiar y aplicar el capítulo 17 de "Camino de la Transformación" de Eva Pierrakos: El vacío creador"

Akshobya, la “sabiduría-parecida-al-espejo” corresponde al poder de reflexión del ON. La capacidad de generar una reflexión en la mente de todos los fenómenos y realidades percibidas. Esto también corresponde al aspecto de NEUTRALIDAD del ON. Él es perfectamente objetivo en su reflexión, 100% fiel a la realidad percibida, sin agregar ninguna interpretación o juicio ni reacción y sin modificar la realidad percibida. Este aspecto de la consciencia pura es apreciado juiciosamente por Jiddu Krishnamurti con estas palabras: "Observar sin evaluar es la forma más elevada de inteligencia humana". La actitud de atención que nos lleva a la sabiduría pura "parecida a un espejo" es la ecuanimidad: la percepción directa desprovista de parcialidad.

 

Ratnasambhava, "la sabiduría de la unidad", corresponde a la visión penetrante del ON que percibe la unidad detrás de las diversas manifestaciones de la realidad. Es una intuición profunda, clara e imperturbable. Esta intuición es la percepción directa del Ser que somos esencialmente. De modo que es el Ser quien se percibe a Sí Mismo y se reconoce como inseparablemente ligado al Ser Universal, o la Primera Fuente Cósmica. La visión penetrante del ON es un reconocimiento directo del Ser Cósmico que es la causa primera de toda  existencia, por lo que identifica la unidad detrás de todos los fenómenos que se presentan en la realidad. Las actitudes de consciencia plena, que nos ayudan a avanzar hacia "la sabiduría de la unidad", son la benevolencia y el esfuerzo justo. Otro apoyo para desarrollar la percepción directa del Ser se encuentra en los "Yoga Sutras" de Patanjali, separados en 4 libros. El primer libro "Samādhi pāda" describe el "samadhi", el estado de la mente de la iluminación total. El segundo libro "Sādhana pāda" propone una serie de prácticas que apoyan el desarrollo espiritual. Podemos reconocer varios elementos de la Presencia Integral en el yoga de Patanjali. El tercer libro "Vibhuti Pada", describe una serie de poderes psíquicos que podrían manifestarse como efectos secundarios de la senda de crecimiento. Por ejemplo, el poder de dar la energía de sanación es un ejemplo de un poder psíquico que no está específicamente descrito en el libro de Patanjali (este poder se describe de forma magistral por Barbara Brennan en los libros "Manos que curan" y "Hágase la Luz")  El cuarto libro de Patanjali, el "Kaivalya Pâda", describe el proceso de liberación y la realidad del ser trascendental (Ser Superior). Este cuarto libro también apoya el mensaje de que los poderes psíquicos pueden ser un acelerador en el camino hacia la iluminación, al mismo tiempo que un gran obstáculo en este camino. La trampa es la siguiente: el poder y la intensidad de los poderes psíquicos inducen un riesgo de identificar estos poderes, lo que es una amplificación del ego en lugar de una trascendencia del ego. Afortunadamente, los consejos en el "Kaivalya Pâda" nos permiten desviar hábilmente esta trampa. Después de haber sido maestro en dos escuelas de Barbara Brennan y haber acompañado a cientos de sanadores espirituales en su aprendizaje, puedo testificar que este riesgo también existe con el 'don' del poder sanador. Las enseñanzas de Eva Pierrakos son aquí también un antídoto confiable para eludir inteligentemente este error.

Amitabha, "la sabiduría de la consciencia del discernimiento", corresponde a la facultad del ON para discernir claramente los objetos y las realidades de su percepción. Esto comienza, por supuesto, con una purificación de los sentidos de la percepción. Pero detrás de los sentidos que registran claramente las realidades, también se requiere una consciencia lúcida y pura que reciba fielmente las percepciones en su totalidad y en sus detalles. Las actitudes de atención plena que promueven la sabiduría del discernimiento son la empatía, la compasión, la gratitud y el desapego. Otro apoyo para purificar, aclarar y agudizar los sentidos es la práctica de 'Vijñāna Bhairava Tantra'. El texto es un capítulo de Rudrayamala Tantra. Devi, la diosa le pide a Shiva que revele la esencia del camino hacia la realización de la realidad más elevada. En su respuesta, Shiva describe 112 maneras de entrar en el estado de consciencia universal y trascendental. El estudio intelectual, incluso poético, de esta obra no da ningún resultado espiritual, al contrario. Incluso puede llevar confusión a los sentidos y nublar la mente. Mejor tomar una de las 112 formas y meditar rigurosamente en ella. Algunas técnicas incluyen la respiración y la imaginación. Otras técnicas involucran los sentidos. Purificar, aclarar y agudizar los sentidos, es un enfoque que propongo en los acompañamientos 'despertar tántrico' en Aquatic Healing. Es el arte de estimular los sentidos con el ascenso de la Kundalini sin caer en la complacencia de los sentidos, pero utilizando la elevación éxtatica de la experiencia como un trampolín para impulsar la consiencia ordinaria a la consciencia despierta.

Amogasiddhi, "la-sabiduría-que-todo-lo-satisface", corresponde a la capacidad de nuestra consciencia para comprender los mecanismos o leyes de la causalidad. Algunos fenómenos conducen a otros fenómenos y un conjunto de condiciones conduce a un determinado resultado. Los científicos aplican esta consciencia para examinar y descifrar el mundo material; los psicólogos hacen lo mismo para la realidad psicológica, los místicos para el mundo espiritual, los filósofos para la realidad intelectual, etc. En su capacidad trascendental, nuestro ON puede percibir los mecanismos cósmicos directos más allá de los límites del espacio-tiempo. Desde el punto de vista de nuestra capacidad humana, el ON proporciona a nuestra mente curiosidad y perseverancia para elucidar la interdependencia entre todos los fenómenos que captamos en nuestra realidad. Las actitudes de atención plena que respaldan la "sabiduría-que-todo-lo-sabe" son la curiosidad, la perseverancia y la paciencia.

Para relativizar todas estas asociaciones, finalmente todas las actitudes de atención plena apoyan el desarrollo completo de las 5 sabidurías. Haga clic aquí para un recordatorio rápido de las 8 actitudes que promueven la atención plena.

 

LOS 5 BUDDHAS Y LOS CHAKRAS

Deseo concluir con unas pocas frases sobre el vínculo entre los 5 Budas y los chakras. Hay muchos sistemas de chakras y cada uno es válido dentro de su propio paradigma y según su contexto. Incluso si, los comparamos superficialmente las informaciones de un sistema pueden contradecir la conceptualización de otro sistema. Por ejemplo, en las prácticas tántricas budistas, a menudo se usa un sistema de 5 chakras, mientras que Barbara Brennan diseña un sistema con 7 chakras principales y 21 chakras menores y que los tantras hindúes aplican un sistema de 7 chakras. Cada uno de los sistemas tiene sus especificidades en el trabajo de transformación y sus matices en la cosmología de la realidad humana y espiritual.

En la escuela Brennan, hemos enseñado los chakras como una manera de  formar y fortalecer a excelentes cuidadores energéticos. A menudo, yo mismo he caído en la trampa de la identificación psíquica (mencionada anteriormente en el párrafo "Ratnasambhava"), y he visto a muchos estudiantes cometer el mismo error. Tan pronto como surge el pensamiento "yo he curado esta herida" o "yo he equilibrado los chakras de mi paciente" hay que tener cuidado. Tan pronto como creemos en este tipo de pensamientos, caemos en la trampa de la identificación con el poder psíquico. La perspectiva más correcta sería decir: "me he puesto a disposición de lo divino para canalizar sus energías beneficiosas y soy el feliz testigo de que mi paciente se ha beneficiado de esta gracia que viene de más allá de mí”

Técnicamente, esto consiste en concebir la "perla del chakra" dentro de la práctica de la Presencia Integral, que corresponde a la técnica de las sílabas semilla (en sánscrito: bîja) en el budismo tántrico. Las sílabas semilla son fonemas monosilábicos con una pronunciación específica en la base de la construcción de la mayoría de los mantras del hinduismo, el budismo y el tantrismo. Se consideran como "vibraciones" de la consciencia creativa primordial. Om̐ es la bíja más conocida, se la llama "Pranava" eso es "la que contiene a todos los demás Bîja". La bîja, a diferencia de ciertos mantras, no tiene ningún significado especial, es el "verbo creador" con un poder sanador. La bîja también se percibe como la vibración sonora de una divinidad que contiene en germen todos sus poderes.

En el nivel energético, percibo la sílaba semilla, o la "perla del chakra", como la fuerza impulsora de la consciencia, y el chakra, como la fuente de la consciencia. Mediante la meditación en la "perla del chakra", la lucidez espiritual se desarrolla a un nivel extremadamente sutil. Podemos obtener una percepción directa y perspicaz de la consciencia pura que se proyecta en nuestra mente individualizada, nuestra psique, nuestra alma, nuestro ego funcional y nuestros canales vitales. Podemos afinar nuestra consciencia yendo a una visión clarividente de la génesis de nuestra consciencia desde el Espíritu Universal y el vacío creador.

  1. Amoghasiddhi,  sílaba semilla AH
  2. Amitabh, sílaba  semilla HRI
  3. Ratnasambhava, sílaba semilla TRAM
  4. Akshobhya, sílaba semilla : HOUNG
  5. Vairocana sílaba semilla: OM (o BAM en otro sistema)

 

...............OM..............

TRAM.....AH........HRI

...........HOUNG............

La mera visualización de las sílabas semilla no es suficiente para acceder a realizaciones profundas. Con el apoyo de una práctica espiritual diligente y un maestro tántrico, nuestra visualización puede convertirse en una puerta de entrada a las realidades cósmicas, permitiendo que nuestra consciencia se eleve a su siguiente etapa de crecimiento.

Quiero asegurarles que una práctica personal de más de 15.000 horas de meditación, atención plena y prácticas de 'vajrayana' precede a mis enseñanzas en esta materia, y que la experiencia de más de 15.000 horas de sesiones de curación, entrenamiento, psicoterapia, cuidados energéticos, acompañamiento espirituales, precede a mis acompañamientos actuales hacia el despertar.

Jan Janssen,  05/02/2018.

Esta meditación guiada (en francés) nos acompaña para desarrollar la emergencia natural del ON. La meditación comienza con un tiempo de silencio para descender al espacio de consciencia más allá de la mente. Como resultado, se mejora la lucidez, así como la capacidad de discernir ON de otras tendencias mentales que no son ON. Al escuchar esta meditación, podemos elegir simplemente con la intención darnos la energía del grupo de prácticas avanzadas. Esta armonización acelera la iniciación en la conciencia del ON.

Meditación 1: El Observador Neutral (Haga clic en la imagen)

 

Meditación 2: El Observador Neutral y los 5 aspectos de la conciencia trascendente - Nivel 1: (Haga clic en la imagen)

 

 

Meditación 3: El Observador Neutral y los 5 aspectos de la conciencia trascendente - nivel 2: (Haga clic en la imagen)